Contenido

NotiCIEDI

De la huerta a la mesa

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Aunque suene a frase de anuncio publicitario, esto se hace realidad en el día a día de los estudiantes de CIEDI; ellos siembran, cuidan y cosechan sus alimentos, y suman a su perfil la resiliencia necesaria en el largo camino del cuidado de seres vivos.

La huerta CIEDI ha brindado espacios pedagógicos de aprendizaje que integran perspectivas transdisciplinares orientadas a la solución de problemas actuales ligados a los Objetivos de Desarrollo Sostenible ODS.

Aprendizaje en acción

Los estudiantes salen del aula para lograr aprendizajes perdurables en la aplicación de conceptos y generación de hipótesis en un laboratorio vivo, este aprendizaje en acción es el motor del proyecto donde la cultura de pensamiento refleja la constante observación y análisis de fenómenos promoviendo la investigación científica, incentivando en los estudiantes su consciencia innovadora.

Esta actividad tiene como columna vertebral el currículo que se hace presente en los procesos de indagación explorando inquietudes relacionadas a la sostenibilidad, ciudadanía alimentaria y mecanismos adecuados de conservación de organismos vivos que serán parte de la comunidad educativa.

La huerta escolar hace parte del corazón institucional, se orienta en generar acciones visibles que den respuesta a problemáticas reales, que hacen efectivo el aprendizaje a través de cuestionamientos contextualizados. La generación de hipótesis, la revisión de pasos a seguir, la planeación, el estudio de fenómenos, su causa y efecto toman un valor máximo siendo visibles en su realidad, el aprendizaje pasa de ser abstracto, a ser palpable y concreto.

También brinda un espacio abierto de aprendizaje en el que los niños están en contacto con el ambiente, observan la diversidad biológica, buscan explicaciones a los fenómenos naturales, además reconocen su labor dentro de los sistemas de producción impactando en su contexto inmediato (colegio) siendo proveedores del restaurante como miembros del primer sector de la economía y porque no segundo sector. Logran descubrir, lo que nace, lo que se transforma, y lo que muere, observando, explorando, relacionando, preguntando y sobre todo haciendo que el ambiente se transforme en el objeto de conocimiento.

El contacto con la naturaleza propicia en ellos su capacidad de asombro al descubrir lo diferente y valorar el trabajo en equipo escuchando, cooperando y respetando el trabajo del otro.

Los resultados son producto del proceso, del cuidado del objeto de estudio y su evaluación constante, y sobre todo de la observación, la evaluación deja de ser el objetivo principal y pasa a un segundo plano cuando los estudiantes comprenden a través de la práctica que lo aprendido es aplicable, que todo concepto es útil y real. Lograr que los estudiantes comprendan e interconecten sus aprendizajes hace la práctica exitosa, la AGENCIA se vive y evidencia en las miradas de niños y jóvenes que disfrutan del logro diario y buscan alternativas a los obstáculos propios del proceso de aprendizaje, niños y jóvenes que no se frustran y siguen adelante esperando el próximo reto por superar.

La huerta CIEDI es el reflejo del cariño y empeño de niños y jóvenes que se preocupan por transformar su realidad, que salen de su zona de confort observando el mundo desde su espacio seguro, la huerta CIEDI impacta en toda la comunidad, los padres, niños, ASOCIEDI,  docentes y colaboradores en general participamos dando todo de si para ver frutos pedagógicos, conceptuales y luego de un buen proceso una deliciosa en ensalada.

El próximo 28 de febrero celebraremos 3 años de una iniciativa que ha sumado manos que apoyan, mentes que brillan al aprender y sonrisas orgullosas.

¡Somos lo que comemos y ahora más que nunca, comemos lo que sembramos!

 

Diana Villa Franco

Self-contained teacher

PYP science leader

Artículos relacionados

Admisiones abiertas

2022 - 2023

¡Cupos limitados, separa el tuyo !

Admisiones abiertas

2022 - 2023

¡Cupos limitados, separa el tuyo !